Conferencia

La Lección 4 nos guiará por el proceso de observar un solo pasaje bíblico. El proceso es similar al proceso de macroobservación que estudiamos en la Lección 3. La diferencia más grande es que, debido a que nos enfocamos en una porción más pequeña de las Escrituras, la observamos más de cerca y le hacemos algunas preguntas diferentes en nuestro estudio de microobservación. La macroobservación nos da una vista telescópica de todo un libro, y la microobservación nos da una vista microscópica de un pasaje bíblico individual.

La macroobservación y la microobservación

Después de completar la Lección de nuestro curso de Fundamentos del estudio bíblico, está familiarizado con las seis preguntas que usamos para observar una porción de la Biblia. Pero hay algunas diferencias a medida que hacemos una observación más profunda de un texto bíblico específico. Las diferencias son menores, pero son importantes.

Para la pregunta en cuanto al alcance. Bajo la macroobservación consideramos el libro completo, la microobservación mira un pasaje individual.

Para la pregunta de ¿quién? La macroobservación considera al autor y los destinatarios, en tanto que la microobservación considera a todos los personajes que se mencionan en un pasaje.

Para la pregunta de ¿qué? La macroobservación busca las ideas importantes del libro, en tanto que la microobservación considera la idea central de un pasaje individual.

Para la pregunta de ¿cómo? La macroobservación considera el bosquejo del libro, en tanto que la microobservación considera la estructura o bosquejo de un pasaje específico.

Para la pregunta de ¿cuándo? La macroobservación considera el tiempo en el que el libro se escribió, en tanto que la microobservación considera la cronología de los acontecimientos que ocurren o se mencionan en un pasaje.

Y para la pregunta de ¿dónde? La macroobservación pregunta dónde están el autor y los lectores, en tanto que la microobservación describe los lugares que se mencionan en un pasaje.

Un estudio histórico, gramatical, literario y cultural de un pasaje bíblico

Usamos la macro y la microobservación como los primeros pasos en un estudio histórico, gramatical, literario y cultural de un pasaje bíblico en su contexto. Ese acercamiento al estudio bíblico comienza con la cuidadosa observación de los detalles de un texto. Y hacer microobservación incluye unos cuantos pasos más que la macroobservación.

Estudio histórico

Cada libro de la Biblia tiene un marco histórico. Pero a medida que exploramos los textos individuales dentro de un libro, encontramos que muchos de estos textos tienen un marco teórico distinto a otros textos del mismo libro. Génesis 12-50, por ejemplo, cubre un período de alrededor 350 años y nos desplaza de Mesopotamia a Canaán y Egipto. Primero y Segundo Reyes registran muchas realidades históricas distintas al narrar las historias de los reyes de Israel y Judá. Así que, a medida que observamos cualquier pasaje particular de un libro, debemos identificar y describir los detalles históricos específicos de ese pasaje.

Estudio cultural

Observar las normas y leyes culturales que dieron forma a la estructura familiar, a las relaciones de comunidad, a las prácticas agrarias, al ritmo de vida y a las leyes y costumbres judías es un componente crucial para la interpretación acertada de un pasaje bíblico.

Estudio literario

Para hacer un estudio literario de un pasaje debemos identificar su género, o estilo literario. En nuestra macroobservación observamos el género de un libro. Los libros de poesía están obviamente escritos como poesía, y asumimos correctamente que los libros narrativos contienen narrativa y que los profetas contienen profecía. Pero la mayoría de los libros de la Biblia contienen más de un estilo de escritura y cambian de un género a otro sin anunciar ese cambio. Así que, en nuestro paso de microobservación tenemos que observar el género o géneros específicos de cualquier pasaje que estudiemos.

Estudio grammatical

Siempre debemos observar la gramática de un pasaje. La Biblia fue escrita en lenguaje y el lenguaje se basa en la gramática. Para entender el significado de un pasaje debemos identificar y explicar cómo usó el autor los sustantivos, los pronombres, los adjetivos, el objeto directo e indirecto y otras construcciones gramaticales básicas. Mientras más habilidad desarrollemos al observar los detalles gramaticales específicos, seremos mejores al estudiar nuestras Biblias.

Términos clave

Cuando hacemos microobservación, le ponemos atención especial a los «términos clave». No todas las observaciones «pesan» lo mismo. Un término es «clave» porque hace una contribución inusualmente importante para interpretar acertadamente nuestro pasaje. Los términos como «pero», «por lo tanto», «que», «para que», pueden pasarse por alto cuando enumeramos nuestras preguntas de «quién, qué, dónde, cuándo, cómo, por qué». Es importante observar el papel que estos términos juegan. Frecuentemente un término o frase que identificó a través de sus seis preguntas también será un término clave. Un término que se repite o que, según su opinión, el escritor usa de una manera significativa, se convierte en un término clave. Incluya estos términos en su listado de observaciones.

¿Cómo hacemos la microobservación?

Al hacer la microobservación en un pasaje bíblico usamos las siguientes pautas para enfocar nuestro estudio.

Debemos prepararnos para observar un pasaje bíblico

  1. Lea la porción de las Escrituras varias veces. Así como lo hicimos con un libro completo de la Biblia en nuestro macroestudio, leemos nuestro pasaje bíblico varias veces sin tomar notas para familiarizarnos con ese texto completo.
  2. Medite en oración en el texto que está observando. En 1 Corintios 2:12 Pablo nos informa que «no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido» (NVI). Pídale al Espíritu Santo de Dios que le enseñe lo que está en el pasaje que está estudiando.

    Debemos concentrarnos para observar un pasaje bíblico

    1. Identifique el género del pasaje. Es absolutamente esencial que leamos cada pasaje de una manera que se conforme al estilo de escritura del autor. Aunque identifiquemos el género principal de un libro a través de la macroobservación, debemos observar también el género de cada pasaje. Una introducción breve de cada género ayudará a nuestro estudio para ser más productivos.

    • Narrativo: Nos enfocamos en las cinco preguntas de observación para poder interpretar el punto de la historia en cada porción narrativa de un libro.
    • Epistolar: Leemos las epístolas como leeríamos una carta. Generalmente encontramos al autor, el (los) destinatario(s) y el propósito que se declara al principio de la carta. Enfóquese especialmente en los versículos iniciales y en los finales. Frecuentemente descubrimos mucho acerca de los destinatarios al observar cuidadosamente los asuntos y preguntas que la carta discute.
    • Profético: Estos libros son una combinación de historias y proclamaciones narrativas. La mayoría de libros proféticos también incluyen secciones poéticas. La clave para leer estos libros proféticos es observar cuándo el escritor describe hechos históricos y cuándo cambia a registrar los sermones de un profeta.
    • Parabólico: Estas historias se encuentran en Mateo, Marcos y Lucas. Y es crucial que cambiemos orientación cuando comenzamos a leer una. Mateo, por ejemplo, nos dice algo cierto cuando dice que Jesús dijo una parábola. PERO lo que Jesús dijo dentro de la parábola es una historia inventada. Debemos observar ese hecho mientras leemos.
    • Poético: La clave para leer la poesía hebrea es entender su paralelismo. Los versículos poéticos incluyen líneas que funcionan juntas para crear el significado. Las líneas de ciertos versículos poéticos repiten la misma idea con distintas palabras. En otros versículos, la segunda línea comienza con la palabra «pero», y encontramos el mensaje del versículo en el contraste entre las líneas. En una tercera parte de paralelismo, la segunda línea completa el pensamiento que se declara en la primera línea. A medida que leemos la poesía hebrea, siempre preguntamos cómo las líneas de un versículo se relacionan entre sí..
    • Apocalíptico: Se encuentra en Ezequiel, Daniel, Zacarías y Apocalipsis. Este género presenta su mensaje con símbolos.

Dios revela sus planes futuros a través de sueños de criaturas irreales y simbolismo, acontecimientos y números extraños. Debido a su manera indirecta de revelación, es difícil tratar con estos pasajes.

2. Enumere a todas las personas que se nombran o implican en el pasaje, e identifique a quién se refiere (el antecedente del pronombre) cada pronombre (él, ella, tú, ellos, etc.). Describa a los personajes en una o dos oraciones cada uno. Aunque usted quizá no tenga a disposición todos los detalles de cada personaje que se mencionan abajo, tanto como sea posible, nuestra descripción debe incluir:

  • Nombre
  • Edad: generalmente una descripción general como «niño», «adulto», «mayor»
  • Sexo
  • Cultura
  • Religión
  • Posición (esposa, esposo, apóstol, funcionario, etc.)
  • La influencia que la persona tiene para entender el propósito y significado del texto.
  • La razón por la que la persona está en el texto.
  • El papel específico que la persona juega en el texto.
  • Cualquier otra cosa que sea pertinente a la persona.

Identifique el papel de Dios en el pasaje. La Biblia cuenta muchas historias de personas, pero el personaje principal de cualquier pasaje es Dios. La Biblia no solo trata de personas, trata del papel de Dios en las vidas de las personas.

  1. Priorice a todos los personajes en orden de importancia de su función en el pasaje.
  2. Enumere cualquier objeto o animal que se menciona en el pasaje, y defina cómo se relaciona con el tema del pasaje.
  3. Enumere y describa la importancia de cualquier lugar geográfico que se menciona en su pasaje. Incluya cualquier país, región, ciudad, edificio u otro lugar que se mencione.
  4. Enumere cualquier año, mes, hora del día, festividad o días festivos que se mencionan y describen su importancia.
  5. Indique el momento de los acontecimientos en la vida de las personas: temprano, medio, tarde, después de su muerte etc.
  6. Indique en qué parte del libro aparecen los versículos, capítulos, párrafo o párrafos que está estudiando, y describa la importancia que tiene la ubicación, si corresponde.
  7. Cualquiera de estos datos que no podamos encontrar en nuestro pasaje inmediato o en nuestro macroestudio del libro, deberíamos encontrarla en cualquier herramienta de estudio que tengamos disponible.
    • Otros libros de la Biblia
    • Recursos en línea o de biblioteca
    • Concordancia
    • Diccionario bíblico
    • Enciclopedia bíblica
    • Manuales bíblicos
    • Introducciones al Antiguo o Nuevo Testamento
    • Comentarios
  8. Resuma el significado o idea del pasaje en una sola oración.
  9. Explique qué contribuye el pasaje al tema o propósito del libro en un párrafo.

Conclusión

Una nota importante para recordar es que no todos los pasajes contendrán toda esta información. Usted revisa su pasaje para encontrar la mayor cantidad posible, pero no trate de «completar los espacios en blanco» de este paso de microobservación cada vez que estudie un pasaje de las Escrituras.

Cuando termine los pasos de macro y microobservación, habrá observado detenidamente su texto y habrá adquirido un conocimiento práctico de sus detalles. Ahora está listo para pasar, en oración, al paso de la interpretación del estudio bíblico. Completar los pasos de observación requieren la mayor parte del tiempo de nuestro estudio bíblico. Pero mientras más tiempo invirtamos aquí, estaremos mejor equipados para interpretar y aplicar lo que Dios dijo cuando inspiró a sus autores humanos a registrar su mensaje divino para nosotros.

00:00 /

Materiales de la lección

TranscripciónGuía de escucha